viernes, 26 de junio de 2009

Esperanza Diminuta


Desde hace días atrás se han estado presentando varios acontecimientos en la calle Trevizo. Ya van varias semanas que han robado en las propiedades de los vecinos. Como en todos los casos, la autoridad se hace de la vista gorda y de oídos sordos. Y gracias a eso todo vuelve a lo mismo.

Los vecinos artos de la situación, convocaron a una junta de vecinos, donde se ha llegado a varios puntos pero todos con un mismo fin; Acabar con el problema YA!

Unos propusieron atraparlo y hacer justicia por su propia mano.
Otros…propusieron agarrar al ladrón y entregarlo a las autoridades pero viendo la respuesta de esta, llegaron a la siguiente conclusión:

-¡No!, no señores necesitamos algo mas que eso, algo fuerte, tenemos que tener mano dura con ese Maldecido. Asi que propongo que lo matemos-
-SI, si, si que lo maten, si mátenlo! –


Un domingo por la noche; todo oscuro y silencioso. El ladrón hizo su flamante y cautelosa aparición, precisamente en la casa del vecino que propuso que lo maten.

En el momento que lo atrapo llamo rápidamente a sus demás vecinos quienes acudieron de inmediato a su llamado.

Estando el ladrón en medio de un círculo de gran multitud, se escucho la pregunta:
-¿Qué hacemos con este maldecido, señores? – dijo un vecino y otros tantos respondieron:
-¡matarlo! Si, matarlo, que lo maten se lo merece-

Toda la gente estaba furiosa y con una gran sed de venganza. Pero muy a lo lejos se escuchaba la voz de un pequeño niño gritando desesperadamente…

-¡NOO! No por favor, no lo maten, es lo único que tengo, no por favor no lo maten a mi padre ¡NOO! –

El niño de apenas unos 7-8 años causo gran conmoción entre los vecinos y robando toda la atención, de ver como un niño aclama por la vida de su padre. Pero los vecinos no contaban con la conmovedora historia que el niño y su padre enfrentan…

-¿Quién dijo que lo maten? ¿Quién puede ser tan cruel e inhumano?. No, no señor, por lo que mas quiera no maten a mi padre, si ha robado es por que se ve obligado a hacerlo, no por gusto. Verán, hace 1 año me diagnosticaron cáncer, y en las condiciones que vivimos no nos permite salir adelante ni enfrentar esta terrible enfermedad, paso las noches soñando con alguna esperanza para salvarme y al ver como mi padre sufre por mi se me vienen tantas cosas a la mente que he pensando en abandonar mi casa, pero es tanto el amor que le tengo a mi padre… ¡Que no me atrevo! Así, que por favor les pido no me quiten a mi padre.- dijo el niño con lágrimas en los ojos.

Todos los vecinos estaban conmovidos por la historia y ver al niño aclamando por la vida de su padre, ninguno de los vecinos podía hablar, tenían un nudo en la garganta y una sensación de culpabilidad al ver al niño llorando.
El señor (el ladrón) rompió en llanto ante la impotencia y la vergonzosa situación de no poder hacer nada por su pequeño hijo…

-Haber ustedes, que se creen dios para hacer justicia por su propia cuenta, ¿Qué debo hacer con mi hijo? ¿Ponerme a trabajar? Eso lo hago señores, lavo autos y con eso muy apenas me alcanza para llevarle el alimento a mi muchachito y el necesita mas que eso, medicinas, terapias demasiadas cosas que lamentablemente yo no le puedo dar. Asi que si han de matarme ¡Háganlo ya! Que no soporto ver como mi hijo se me esta muriendo y no puedo hacer nada.-

Los vecinos no tuvieron el valor para hacerlo, y por el contrario lo reconocieron:

-No esta bien que usted robe, señor. Pero viendo la situación…la verdad yo como padre no se que haría ante una situación así. Pero entiendo que por un hijo se da todo; hasta la vida, y usted para su hijo es mas que su padre, es su sostén su aliento, su vida. Y por esa criatura, lo vamos a ayudar- dijo uno de los vecinos.

Después de esa situación, le dieron el puesto de vigilante, su hijo lo ayuda recogiendo la correspondencia y llevándola hasta la puerta de sus casas. Y por fortuna, encontraron una fundación de niños con cáncer, en donde mas que ayudarlos les dan motivos para seguir adelante, una esperanza de vida por muy diminuta que sea. Pues bien dicen que…”La esperanza es lo ultimo que muere”



Mildred
Portugal



“Un reconocimiento a todas las fundaciones en apoyo a los niños con Cáncer”

7 comentarios:

Huellas del pasado dijo...

Las estadísticas enseñan que cada año más de 160 mil niños son diagnosticados con cáncer en el mundo.
El 80% de los pacientes infantiles viven en países en desarrollo.
Según la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), en los países desarrollados, tres de cada cuatro niños con cáncer sobreviven al menos cinco años después de ser diagnosticados, gracias a los progresos en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.
En los países en desarrollo, más de la mitad de los niños diagnosticados con cáncer tiene probabilidades de morir.




Regálales una sonrisa llena de esperanza, llena de vida, llena de ilusión. Ellos se contagiaran y verán en ti un rayito de luz que tanto necesitan.

:D

Silencio de Luna dijo...

hola...m gracias por pasarte a mi blog..estare pendiente de tuspublicaciones...me gusta que una mujer sea asi ..independiente,atrevida y muy "opinologa"...congratulation!!!
se despide...yo

Huellas del pasado dijo...

En honor a Juanito, un angelito de 6 años con Càncer que tuve la fortuna de conocerlo.

Ojala la humanidad se procupara por problemas de esta magnitud, y en buena onda ya olviden lo vivido eso unicamente demuestra lo miserales que son en sus vida.
Olvida la Guerra, las armas, chismes, pleitos y valora la vida.

Leo dijo...

Muy bien expuesta la historia de ese padre con su pequeño enfermo.
Sigue escribiendo lo que ves y lo que puedas setir.
Abrazos, Leonor.

un abril encantado dijo...

..con los ojos humecidos por el sentimiento de profunda pena por quienes sufren enfermedades incurables...y si son niños, yo me pregunto ¿Dios puede permitir un sufriento así?...tu relato es conmovedor y he sentido el dolor de ese niño, la desesperación de un padre ante la adversidad de no poder cuidar lo que mas quiere...
...el cáncer es una enfermedad terrible, en un hijo debe ser una tortura...
...en España la medicina pública o gratuita está sin medios humanos ni ecónomicos para hacer frente a todas las necesidades de la población...como en Estados Unidos si no tienes un seguro médico los tiempos de espera te llevan a situaciones donde ya es difícil parar el avance de la enfermedad...cuando visite Marruecos me decían que allí esta enfermedad sin dinero es una muerte segura, pues no hay posibilidad de tratamientos...
Yo colaboro con "médicos sin fronteras" en Africa...
..todos debemos denunciar como nuestros gobernantes malgastan la riqueza de sus paises en "luchas" que sólo traen más dolor y miseria...besos y me encanta tener visitas tuyas, ya lo sabes...

Navegante Del Alma dijo...

Pequeña Huella, cuanta sensibilidad tenés, no solo encontraste en mi un seguidor, si no también alguien que te admira mucho.
Te dejo un beso.

M. Angel dijo...

Huellas del pasado, se aflige el corazón ante tu relato, tan triste y bello a la vez, donde se ve que ningún mortal debiéramos querer tomar la justicia por nuestra cuenta.
Nadie debe juzgar excepto Dios.

Gracias por tus palabras dejadas en mi blog.

Abrazo