viernes, 24 de julio de 2009

Parte de una vida...

En el vacío de estos días de no saber si todo marcha bien, si estoy actuando bien. Aun estoy a tiempo de modificar mi destino, dejar de preocuparme y ocuparme de cosas que realmente valen la pena. Dejar de pensar que al final de cuentas pesan más los daños que los mismos años y tratar de reparar los daños que están al alcance de mis manos en un mundo que es prisionero de si mismo y nosotros nos volvemos esclavos de nuestros sueños.


Encomiéndate a tu dios y sube,
sube la escalera
Para que llegues a la cima
Que puede que ya estés cerca.

Da media vuelta
Y observa de tu vida,
Reconoce tu error
y sigue adelante hacia la cima.

Ve tras tu sueño
Y si te gritan “loca”
Más loco esta el mundo
Por estar donde esta
Y dejar sus sueños pasar.

Puede que la escalera este oxidada
No te fijes en el material y Sube,
sube un escalón más
Y ves rumbo a la cima.



Mildred
Portugal

7 comentarios:

M. Angel dijo...

Huellas del pasdo, tus escritos, tus poemas, están cargados de tristeza, y esto es malo. aparta de ti todo lo negativo y volverán tus labios de jazmín y rosa a sonreir, y tu corazón se inundará de amores.

abrazo sincero

Sebastián dijo...

A tu corta edad ya estás escribiendo y vaya que escribes mucho. No dejes de hacerlo, alimenta tu alma con tus escritos y no dudes en continuar haciéndolo.

Me alegró que te haya gustado mi pequeño espacio y por supuesto, estás invitada a pasar cuando quieras. Nos estamos leyendo. Un saludo!

€_r_i_K dijo...

Solamente te diré una cosa, te explicaré lo que siente mi carne,:

Repara todo aquello que con la reparación, ni haga daños a terceros, ni a ti misma....


Mil abrazos, y peldaño a peldaño, sin prisas....

Antonio dijo...

Permite que te dé mi sincera, sesgada y parcial opinión. Encomiéndate a ti misma para subir la escalera, entonces verás de lo que eres capaz. El aprendizaje es sacar las consecuencias lógicas del error y el acierto y aprender a hacer las cosas bien, a subir las escaleras de la vida estén como están. La escalera es el instrumento para subir, tu voluntad y acierto es la energía y el método que te hacen subirla. El negativismo y pesimismo te lanzan al vacío en plan tobogán, el positivismo y optimismo son el combustible para ascender.
Un afectuoso saludo

una más... dijo...

Dicen, y es verdad que lo importante no es llegar a la cima..lo importante, lo que nos hace felices y grandes como personas es el proceso hasta llegar a ella.. nos ciega la luz de la altura dejando en la oscuridad pequeñas cosas que nos llenarían una linda sonrisa cada día.. aporta luz a lo que te rodea y disfruta del camino de la vida..
Gracias siempre por tus encantadoras visitas a mi casa..
Un abrazo enorme..

Manolo Jiménez dijo...

La mayoría de las veces es más importante el camino, la escalera, disfrutar de ellos que a donde creemos que llegaremos. Nunca se sabe donde acabaremos.

Abrazos.

Leo dijo...

Es bueno rectificar para no caer en los mis errores.
Buena poesía
Besitos
Leonor